93 474 22 44
Cover Image

ARTÍCULO- Afortunadamente habitamos el 1er mundo, a pesar de las indudables dificultades económicas que estamos atravesando.   Se entiende como 1er mundo aquellas sociedades donde se ha alcanzado un mayor equilibrio entre el desarrollo social y el económico. Como ciudadanos del 1er mundo tenemos la responsabilidad de cuidar el planeta, porque nosotros podemos. Es un hecho que las ciudades menos contaminadas pertenecen al 1er mundo, mientras que las más contaminadas son ciudades pobres y superpobladas.


Por otro lado se debe destacar que en nuestro entorno se están produciendo cambios en el funcionamiento individual que auguran un futuro más respetuoso con el medio ambiente. Nuestras civilizadas ciudades, cada vez en mayor número, siguen la estela de Oslo, Calgary, Helsinki, Honolulu y Zúrich, ciudades que han apostado por minimizar la huella ecológica. Sus Ayuntamientos han invertido con fuerza en proyectos, educación y consciencia medioambiental. También algunas de nuestras instituciones se esfuerzan en hacer posible las prácticas verdes en materia de infraestructuras, energía y control de residuos.


Pero es importante que a nivel individual colaboremos para mejorar la calidad de vida en nuestras ciudades. Cómo? Reciclando, utilizando el transporte público, la bicicleta, optimizando el consumo de agua y electricidad, con el objetivo de  vivir de forma más sostenible.

En R5R GRUP IMMOBILIARI hemos apostado por Sant Boi para empezar nuestra andadura ecoeficiente.


En El Llor, entorno privilegiado dentro de municipio, estamos construyendo edificios de viviendas con certificación Verde A+, a partir de sistemas de renovación de aire y energías renovables que permiten que la inversión de las viviendas en electricidad se haya reducido substancialmente y en consecuencia la huella ecológica sea mínima. Pero siendo conscientes de la importancia que tienen los hábitos del día a día, enumeramos las siguientes acciones en pro de un comportamiento más sostenible en el hogar:


1.- Alerta: En el ámbito eléctrico, se estima que por cada kilovatiohora que se utiliza son necesarios casi tres más para poder generarlo, por lo tanto,  disminuyendo su utilización disminuyen las emisiones de CO2.

2.- Ahorrar en todo momento: Con la tecnología disponible actualmente es posible ahorrar un 30% del consumo, reduciendo de manera significativa las emisiones de gases de efecto invernadero.

3.- Aprovechar la luz natural: Procuremos sacar el máximo provecho a la luz solar. En ambientes interiores, una buena práctica es mantener las persianas abiertas y utilizar colores claros en las paredes.

4.- Cambiar productos convencionales por otros ahorradores: Con el cambio a equipos eficientes puede reducirse el uso de energía entre un 50% y un 75%.

5.- Aprovechar el asoleo: Minimizar el uso de la secadora de ropa.

6.- Gestionar de forma independiente por zona: La calefacción, la ventilación, el aire acondicionado y la apertura de persianas son más eficientes cuando son gestionadas zona por zona, considerando su ocupación real y el nivel de iluminación, restando energía a sectores que requieren un consumo menor.

7.-Eliminar el consumo de “energía vampiro”: Esto se logra desconectando los electrodomésticos y dispositivos del enchufe. Aún apagados pueden gastar en promedio hasta de 1.6 kilovatios/hora diarios y al final eso puede representar entre 5% y 10% del consumo de energía.

8.- Reducir el uso de la ducha y calentador eléctrico: En promedio, un hogar invierte entre 25% y 30% de su presupuesto de energía en ducha o calentador eléctrico, para reducir el gasto es importante evitar los horarios Peak.


Si quieres saber más sobre alguna promoción o visitar un piso muestra, reserva una visita con nosotros.
Solicitar información